jueves, 24 de septiembre de 2009

Así ha de ser la "sección femenina"

Como sabéis me gusta echar una “Mirada al pasado” de vez en cuando, hoy lo hago a los recortes de la “Sección femenina” de la “Falange española” relacionados con la mujer, y no haré comentarios, para que no vuelva mi anónimo valiente, el de los insultos de ultratumba, sólo los dejo ahí, para que los vean…

Como este artículo sobre gimnasia casera:

O este inciso sobre los apellidos:

O este otro:

Finalmente este extracto titulado “Mujeres y falange (documento del 1958)”:

"Ten preparada una comida deliciosa para cuando él regrese del trabajo; especialmente, su plato favorito. Ofrécete a quitarle los zapatos. Habla en tono bajo, relajado y placentero. Prepárate, retoca tu maquillaje, coloca una cinta en tu cabello; hazte un poco más interesante para él. Su duro día de trabajo quizá necesite de un poco de ánimo, y uno de tus deberes es proporcionárselo.

Durante los días más fríos deberías preparar y encender un fuego en la chimenea para que él se relaje frente a ella; después de todo, preocuparse por su comodidad te proporcionará una satisfacción personal inmensa. Minimiza cualquier ruido. En el momento de su llegada, elimina zumbidos de lavadora o aspirador.


Salúdale con una cálida sonrisa y demuéstrale tu deseo por complacerle. Escúchale, déjale hablar primero; recuerda que sus temas de conversación son más importantes que los tuyos. Nunca te quejes si llega tarde, o si sale a cenar o a otros lugares de diversión sin ti. Intenta, en cambio, comprender su mundo de tensión y sus necesidades reales. Haz que se sienta a gusto, que repose en un sillón cómodo, o que se acueste en la recámara. Ten preparada una bebida fría o caliente para él. No le pidas explicaciones acerca de sus acciones o cuestiones su juicio o integridad. Recuerda que es el amo de la casa.

Anima a tu marido a poner en práctica sus aficiones e intereses y sírvele de apoyo sin ser excesivamente insistente. Si tú tienes alguna afición, intenta no aburrirle hablándole de ésta, ya que los intereses de las mujeres son triviales comparados con los de los hombres.

Al final de la tarde, limpia la casa para que esté limpia de nuevo por la mañana. Prevé las necesidades que tendrá a la hora del desayuno. El desayuno es vital para tu marido si debe enfrentarse al mundo exterior con talante positivo.

Una vez que ambos os hayáis retirado a la habitación, prepárate para la cama lo antes posible, teniendo en cuenta que, aunque la higiene femenina es de máxima importancia, tu marido no quiere esperar para ir al baño. Recuerda que debes tener un aspecto inmejorable a la hora de ir a la cama... si debes aplicarte crema facial o rulos para el cabello, espera hasta que él esté dormido, ya que eso podría resultar chocante para un hombre a última hora de la noche.

En cuanto respecta a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente la necesidad de dormir, que sea así no le presiones o estimules la intimidad. Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier hayas goce que podido experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes. Es probable que tu marido caiga entonces en un sueño profundo, así que acomódate la ropa, refréscate y aplícate crema facial para la noche y tus productos para el cabello.

Puedes entonces ajustar el despertador para levantarte un poco antes que él por la mañana. Esto te permitirá tener lista una taza de té para cuando despierte..."

Fuente: "Economía doméstica para bachillerato y magisterio", "Sección Femenina" de la Falange Española y de las JONS (1958).

http://www.foroporlamemoria.info/mujer.htm

http://barcelona.indymedia.org/newswire/display_any/71742

38 comentarios:

  1. Yo ya habia leido esto, Sin Comentarios...

    Muy buena entrada, gracias por editarla, por cierto mi marido prepara café para mi,jajaja.

    Un Besazo.

    PD: Le Mostré a mi hijo tu blog,reclama más cosas de Dinosaurios,jajaja. Adolescentes...

    ResponderEliminar
  2. @Elwing: Dile a tu hijo que poco a poco irán saliendo más cosas... ¿Le enseñaste la de películas de dinosaurios? Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡MUY FUERTE!!! está claro que todos sabemos cómo se educaba a las mujeres, no sólo en los estudios, las propias madres han sido las transmisoras de esos conocimientos durante demasiados años, pero sigue siendo chocante verlo así.

    Los tiempos no han cambiado del todo pero me siento muy afortunada por vivir en esta época.

    saludos.

    ResponderEliminar
  4. @Noelia: Y tanto que lo eres, jeje
    Esperaba tu reacción alérgica.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Juanjo

    Sólo decirte que me repugna

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Se nota a la legua que no habéis vivido en esa época.

    Saludos Juanjo, hoy no llueve.

    ResponderEliminar
  7. Hola

    Yo voto por ello
    y más ojala vengan otra vez estos tiempos, como soy "Rojo" no paran de cardarme los oídos con cosas como estas que Vuelva Franco o uno parecido y el país se arregla
    así tendré una mujer que me lo haga todo, con estas instrucciones aquí puestas

    un saludo

    ResponderEliminar
  8. ¿Dond estan esas mujeres????? QUe nunca encontre una asi ;)

    En serio, menuda barbaridad: "un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier hayas goce que podido experimentar",, eso no!!. que gritennnnnnnnnnnnn

    Ahora en serio de verdad, me parece increible,no lo había leido nunca.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Recomiendo claramente leer estas cosas cerca de sitios donde uno pueda vomitar...

    De aquellos polvos...

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  10. Era así, mi madre era (en Lanzarote) jefe de la Seccción Femenina y mi padre (militar) fue destinado allí como Jefe de la Falange, mi madre intentó areglar unos papeles para que se pudiera casar su hermana que no había hecho el servicio social (obligatorio en aquélla época (y posteriormente también, yo tuve que hacerlo para poder sacarme el pasaport), mi padre le dijo a mi madre que por qué no se casaba ella que ya llo tenía, total que a los seis meses se casaron.
    Pero que menos mal que las cosas ahora son bastante diferente, porque mi padre nunca vió a mi madre desnuda ¿te imaginas? muy fuerte.
    Un beso Juanjo

    ResponderEliminar
  11. Buna enetrada amigo Juanjo...a mi me tocó de refilón pero no consiguieron nunca q me hiciera de la de la Sección femenina, tenía 16 años y me obligaron a hacer trabajos socilaes por no apuntarme...me tacharon de roja...y no me importaba, es q lo era...sigo sin acatar ordenes impuestas de nadie...y roja??? pues prefiero eso a otra cosa. Gracias por tus palabras amigo, sigo de pruebas...esto va un poco deprisa, pero yo tranquila...mañana recogo resultados...esta tarde pido cita urgente...será lo Dios quiera, pero sigo caminando y con vuestro apoyo es ,mejor. Besos a los tres. Uruguayita.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRGGGGGGGGGGGGGHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me va a dar un infarto de la subida de tensión que me ha dado. ¡Pedazo misóginos, niñatos consentidos e inútiles! ¡¡ &%$@# &%%&@#@#%& &%%$%= !!

    Y todavía hay algunos que siguen pensando así y se creen de lo mejorcito. ¡¡A esos les cogía yo del cogote y les arrancaba la cabeza de cuajo!!

    ¡ &%$@ !

    ¬ ¬ Lo sé, asusto...

    ResponderEliminar
  13. @Felipe Medina: Y a mí... Un saludo.

    @Jon Kepa: Afortunadamente, jeje. Mejor, que salga Lorenzo un rato...

    @José Jaime: Casi que nos hacemos nosotros las cosas, a Paquito déjalo donde está... Saludos.

    @Juancar: Realmente lo es. Aunque lamentablemente para quien lo vivió no es tan extraño. Un abrazo.

    @Adolfo Suárez: Lo mejor es en el baño pues, jejeje Carpe Diem.

    @RossCanarias: Interesante testimonio este que nos cuentas. Demos gracias a que la cosa cambió. Un beso.

    @Uruguayita: Un beso muy grande. Deseo y espero que todo salga bien. No te desanimes. Besos.

    @Kir: Asustas sobre todo porque tienes herramientas (en tu profesión) para poder hacerlo perfectamente, jejeje

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena por tu blog, te invito a que te pases por el directorio web/blog www.cincolinks.com podrás promocionar tu web, con tu ficha y tus votaciones y valoraciones, con un método de intercambio de visitas llamado 5links! con el que tu blog será visitado tanto como visites a los demás y que harán que tu blog se de a conocer por toda la red. Pásate ;)

    Creo que tu blog encajará perfectamente en la comunidad, y el foro estará encantado de recibirte.

    Saludos, espero verte por www.cincolinks.com.

    ResponderEliminar
  15. Ojalá no volvamos a ese pasado rancío que muchos quieren imponer de nuevo.
    UN ABAZO

    ResponderEliminar
  16. Génial!, en el túnel del tiempo desde el ahora sigue dando miedo,pero es necesario recordar es una forma de vacunarse, para que no vuelva a pasar lo mismo.
    BS

    ResponderEliminar
  17. @David: desde luego, ojalá. Un abrazo.

    @Clara: Exactamente. Gracias por pasarte. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Sigo buscando mujeres con las orejas transparentes...

    ResponderEliminar
  19. Generaciones de educacion machista,despues de leer esto todavia nos extrañamas del"la mate porque era mis"afortunadamente las cosas han cAmbiado y eson de otra manera pero hay quien reclama tiempos pasados,saludos.

    ResponderEliminar
  20. @Francisco Galván: Tremenda tu búsqueda...

    @Ximo: por la historia te he ganado, jejeje

    @Alejandro Kreiner: Y tanto... Que nunca la perdamos.

    @Severino: Eso es lo peor, que reclamen tiempos pasados...

    ResponderEliminar
  21. Interesante entrada. Hoy ha quedado como un libro anecdótico de una época pasada.

    ResponderEliminar
  22. Hasta bien entrada la democracia, todavía quedaban cosas como que si la mujer era infiel al marido, tenía cárcel, y si era el marido no pasaba nada.
    De igual manera, una mujer no podía sacer dinero si no iba acompañada del marido, etc...
    Por fortuna como ha cambiado esta sociedad en a penas 30 años, aunque aún queda mucho camino por recorrer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Se me han puesto los pelos como escarpias. Yo me acuerdo que mi madre me contaba que si una mujer tenia dinero era de su padre y cuando se casaba de su marido. Eso solo por poner un ejemplo. Es terrible. Menos mal que los tiempos han cambiado esto, aunque todavía queden muchas cosas por igualar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  24. @Eugenio: Afortunadamente hoy es eso, una anécdota.

    @Óscar Pardo: Sí, todo es mejorable. Un saludo.

    @Alba: Y tantas que quedan. Poco a poco. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Lo peor de todo es que la Falange a día de hoy sigue teniendo esto en su argumentario, madre mía. Saludos amic meu

    ResponderEliminar
  26. Yo tenía apenas 8 añitos en esa época. En cambio tú, Juanjo todavía no habías nacido. A veces, también ser un viejo tiene sus ventajas ¿no?
    Un abrazo, amigazo.

    ResponderEliminar
  27. Seguro que es un texto de un país occiental, no será sacado de algún manual para la mujer sumisa de algun libro oxidado de algún Iman integrista?

    Joder, es increible como llegaban a adoctrinar a la gente estos fascistas.
    Un saludo Juanjo.
    Salud y República!!
    Nexus.

    ResponderEliminar
  28. @Pharpe: Bueno, pero quedan muy poquitos ¿no?

    @Rudy Spillman: Ventajas en el sentido de que tienes el valor documental como testigo, pero desventajas si hubieras sido mujer... Otro abrazo para tí Rudy. Gracias por comentar.

    @Nexus: Es tipo secta sí, jejeje
    Salud y república.

    ResponderEliminar
  29. QUE BARRRRBARIDAD!!
    Que suerte tenemos de vivir en esta época!! pobre mujeres...
    Besicos!
    Raquel.

    ResponderEliminar
  30. @Raque: Pues sí, ¿te imaginas que mal? Besos.

    ResponderEliminar
  31. Hombre, hace un par de años o tres que fue cuando lo viera yo (me pasarán el link) seguía siendo más o menos los mismos puntos, en esencia la mujer en casa y el marido fuera, ya sabes. Saludos

    ResponderEliminar
  32. Una barbaridad......, pero que le vamos hacer.

    Lo triste de todo esto es que te encuentras a mucha gente mayor defendiendo la forma de vivir de aquella época.......

    ResponderEliminar
  33. @Carlos:Es verdad. Aún hay gente que lo ven normal... Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Ya se sabe: la mujer en casa, con la pata quebrá. O no tanto, puesto que del último documento se desprende una imagen entre puta y monja, con perdón (de la primera, sobre todo).

    ResponderEliminar
  35. @Juan Carlos: Eso quisiera, todavía hoy, más de alguno...

    ResponderEliminar