domingo, 31 de mayo de 2009

Contrato de maestra


Tanto estudiar estos días, he pensado, en qué me ofrecería la docencia, y leído el contrato, no sé si me va a interesar... Suerte que soy hombre y que ya no estamos en 1923:

Este es el texto del documento:
Contrato de Maestras en 1923

Este es un acuerdo entre la señorita.............................................................maestra, y el Consejo de Educación de la Escuela......................................por la cual la señorita .....................................acuerda impartir clases durante un período de ocho meses a partir del........................... de septiembre de 1923. El Consejo de Educación acuerda pagar a la señorita...................................................... la cantidad de (*75) mensuales.

La señorita....................................................................acuerda:
1.- No casarse. Este contrato queda automáticamente anulado y sin efecto si la maestra se casa.

2.- No andar en compañía de hombres.

3.- Estar en su casa entre las 8:00 de la tarde y las 6:00 de la mañana a menos que sea para atender función escolar.
4.- No pasearse por heladerías del centro de la ciudad.
5.- No abandonar la ciudad bajo ningún concepto sin permiso del presidente del Consejo de Delegados.
6.- No fumar cigarrillos. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encontrara a la maestra fumando.
7.- No beber cerveza, vino ni whisky. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encuentra a la maestra bebiendo cerveza, vino y whisky.
8.- No viajar en coche o automóvil con ningún hombre excepto su hermano o su padre.
9.- No vestir ropas de colores brillantes.
10.- No teñirse el pelo.
11.- Usar al menos 2 enaguas.
12.- No usar vestidos que queden a más de cinco centimetros por encima de los tobillos.
13.- Mantener limpia el aula: Barrer el suelo al menos una vez al día. Fregar el suelo del aula al menos una vez por semana con agua caliente. Limpiar la pizarra al menos una vez al día. Encender el fuego a las 7:00, de modo que la habitación esté caliente a las 8:00 cuando lleguen los niños.

14.- No usar polvos faciales, no maquillarse ni pintarse los labios.
Un saludo.
Juanjo.

26 comentarios:

  1. Menos mal que han cambiado un poquito las cosas desde entonces jejeje. Aunque aún hay camino por andar...

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, siempre hay cosas por mejorar...

    Un abrazo Silvia.

    ResponderEliminar
  3. Qué jodía. Te estás volviendo un curiosón. Jajaja. Pues ándate con ojo que eso se contagia. Buen domingo

    ResponderEliminar
  4. Buen domingo a tí también Froi!

    ResponderEliminar
  5. A mí ponenme esas normas y quemo algo. No obstante, siempre se pueden retorcer y adaptar a tu manera XD, por ejemplo:

    No andar en compañia de hombres. Si voy con uno solo, no estoy incumpliendo la norma. Ahí habla en plural.

    No pasearse por heladerías del centro de la ciudad. ¿Y si me paseo por heladerías de la periferia?. Tampoco incumplo la norma

    No fumar cigarrillos. No beber cerveza, vino ni whisky. -> Genial. Ni fumo, ni bebo. XD

    No viajar en coche o automóvil con ningún hombre excepto su hermano o su padre. -> Pues conduciré sola, mira tú qué problema.

    No vestir ropas de colores brillantes -> ¿El negro es un color brillante?

    Usar al menos 2 enaguas. -> y 3 pololos.

    No usar vestidos que queden a más de cinco centimetros por encima de los tobillos -> uso pantalones. No hay problema

    No usar polvos faciales, no maquillarse ni pintarse los labios -> aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Y yo soy monísima XD.

    Oye, pues igual hasta me aceptaban y todo. XD ¡Qué cosas! [Otra cosa es que aceptara yo]

    ResponderEliminar
  6. jajaja

    He disfrutado mucho de tu comentario Kir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Vaya... solo falta el voto de castidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Qué espanto.

    Menos mal que ese contrato no tiene nada que ver con el mío, porque de lo contrario llevaría siglos encarcelada.

    Es tremendo.

    Me ha encantado tu blog, por cierto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias perséfone. Espero que vuelvas por aquí.

    ResponderEliminar
  10. De 1923. Si tienes el original, tienes un documento histórico, de museo. Cuídalo

    ResponderEliminar
  11. Sólo falta la claúsula que impone el burka....!Dios mío! !anda que no hemos sufrido las mujeres!
    De verguenza....me quedo sin palabras Juanjo.

    ResponderEliminar
  12. Eugenio: No tengo el original, es sólo una copia que circula por Internet. Graicas por pasar por aquí.

    Fayna: Tienes razón, las mujeres habéis aguantado lo indecible. Menos mal que las cosas han cambiado y cambiarán aún más.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Juanjo, quiero suponer que el documento que muestras es una reliquia o alguna pieza de museo.
    Seguramente cuando comiences a ejercer en la profesión el tenor de tu contrato a firmar rezará de forma muy distinta.
    ¡Hago votos por que así sea!

    ResponderEliminar
  14. Sí, yo también. Un saludo Rudy!!!

    ResponderEliminar
  15. Pues como dice SIlvia, por lo menos hay que alegarse porque han cambiado las cosas, algo es algo.

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  16. PUes sí. Gracias por la visita Adolfo.

    ResponderEliminar
  17. Curioso contrato, menos mal que ya hemos pasado esta época.

    Saludos Juanjo

    ResponderEliminar
  18. Como ya hay bastantes comentarios, y eso está muy bien, vamos a dar una vuelta de tuerca con el que empiezo a redactar ahora.

    ¿Y si saltamos de 1923 a, por ejemplo, 2009? Pero habría que preguntar a una profesora de religión para cerciorarse de que algunas cosas no han cambiado tanto.

    ResponderEliminar
  19. Sin duda, si trabaja en un centro religioso tendrá que seguir cumpliento ciertas "recomendaciones". No cabe ninguna duda.

    Un abrazo Juan Carlos.

    ResponderEliminar
  20. Nada de centros religiosos, sino colegios e institutos públicos. Las administraciones pagan el suledo, pero quienes contratan son los arzobispados.

    ResponderEliminar
  21. ¿Cómo? ¿Cinco centímetros de tobillo? ¿Sólo dos enaguas? ¿Una mujer formando niños? Ohhh es el fin del mundo, habrase visto!! Esto al final provocará una república o incluso peor mujeres en la política. Por dios!!
    XD
    Salu2

    ResponderEliminar
  22. @Juan Carlos: Gracias por el dato, lo desconocía.

    @Markos: Me encanta tu sarcasmo... jejeje

    Saludos amigos.

    ResponderEliminar
  23. Hola, te he otorgado el Premio Dardo a la Originalidad, pasa por mi blog para recogerlo, segun instrucciones, deberas entregarlo a otros cinco blogs, mencionando la url de quien de lo entrega. Muchas felicidades y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias Mery!!!

    Ahora voy a por el premio.

    ResponderEliminar