martes, 31 de marzo de 2009

MIRADA AL PASADO (VI), El antiguo Plan lector y la Religión

Turno hoy para echar la vista atrás y descubrir que el actual “Plan lector” no es nada nuevo…

Ya antaño, los niños leían cuentos y libros para mejorar su comprensión lectora. Estos son unos ejemplares:
Y la colección del Catón

El Catón, eran libros para ejercitarse en la lectura, anterior a los años 50 sobretodo, tenía este uso y además servía para enseñar moral y buenas costumbres. Contenían frases y períodos cortos para enseñar y ejercitar en lectura a los principiantes.
De todos los libros de moral que se emplearon en la Edad Media fue el más famoso, tanto que se acabó llamando catón a cualquier libro que enseñara a leer. Cervantes, sin ir más lejos, lo menciona varias veces en sus obras.

Uno de los más modernos en España fue "El Catón Moderno", publicado en 1922 en Barcelona, que fue seguido por niños de la década de los 20, 30 y 40. Hoy podrían parecernos textos raros o cursis, pero en aquel momento respondían al contexto social de la época.

En los años 50 comenzó su declive en pro de "Rayas" (que ya hemos visto en otras entregas de esta sección).
Una anécdota alrededor del Catón y en el cine fue la escena de la desaparecida Rocío Dúrcal en la película "Canción de juventud" que transcurre en el dormitorio del internado de las chicas donde tiene lugar la "guerra" de almohadas, y que incluía la necesidad de que aprendiera el Catón:
La niña buena, aprende Catón,
y escribe los palotes sin ningún borrón.
La niña buena aprende a sumar,
y sigue los consejos de papá y mamá.
Así que en cierta forma el Catón llevaba un poco de "Lenguaje" y un poco de “Educación para la ciudadanía”.
En el lado opuesto de la "Educación para la ciudadanía", nos encontramos hoy con la "Religión", y aquí están:
Fotos sobre trabajar valores tampoco he encontrado, sí he encontrado esta colecta del Domund, ¿alguien recuerda estas huchas?:

Fuente: Museo virtual de la Escuela (powerpoint).

7 comentarios:

  1. Yo siempre fui de los míticos sobres del Domund, pero los cuentos de Andersen son siempre míticos realmente.

    Saludos Juanjo

    ResponderEliminar
  2. Yo los sobre también los recuerdos, pero las huchas estas no... jejeje

    ResponderEliminar
  3. Juanjo, siempre me acuerdo de los "Cuentos de Andersen" que encontré en el desván de casa y me acompañaron los primeros años. Y el libro gordo, que no era el de "petete", pero que contenía todas las materias. Bonito el post. Mejorará enormemente sobre un nuevo tapiz, ya lo verás. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Juanjo!
    Esta seccion me encanta, hay que ver como ha cambiado la enseñanza.
    El post de ayer muy interesante, no sabía de la existencia de los audioblogs, no descarto hacer lo mismo.

    Un saludo.
    Ximo Huguet.

    ResponderEliminar
  5. FROILAN: Gracias. Si no pasa nada estas pascuas le lavo la cara al blog!!!

    XIMO: Me alegra que te guste (claro, es lo que más está relacionado con tu campo al fin y al cabo).

    Un saludo a ambos.

    ResponderEliminar
  6. Puff, qué viejo soy, algunos de esos libros me suenan de cuando era niñis.

    ResponderEliminar
  7. A mi me pilló ya la egb... jejeje

    ResponderEliminar