sábado, 26 de febrero de 2011

Ser padres, guía acelerada y práctica

Ahora que hace más de un año que fuimos padres, os aseguro que esto parece humor pero es de un valor documental incalculable, jejeje: 
1) Para vivir la experiencia del embarazo: cuélguese una bolsa de garbanzos a la altura de la barriga, agregando un puñado todos los días durante nueve meses. Luego de los nueve meses, abra la bolsa y retire el 90% de los garbanzos.
2) Antes de lanzarse a tener hijos, busque una pareja que ya los tenga y sométalos a estudio. Critique sus métodos para imponer disciplina, su falta de paciencia, sus pésimos niveles de tolerancia, y por haber permitido que sus hijos se porten como salvajes. Sugiera maneras de mejorar el comportamiento de los niños a la hora de acostarse, ir a hacer pipí o comer. Aproveche, será la última vez que tendrá todas las respuestas.
3) Para hacerse una IDEA de cómo serán las noches, consiga un almohadón húmedo de entre 4 y 6 kilos, y recorra el salón llevándolo en brazos, sin sentarse, desde las 5 de la tarde hasta las 10 de la noche. A las 10 suelte el almohadón, ponga el despertador para que suene a las 12 y duerma. Cuando a las 12 suene el despertador, levántese y vuelva a pasear el almohadón por el salón mientras canta canciones de cuna en la oscuridad. Repetir a las 2 AM a las 4 AM y a las 6 AM. Opcional: a las 4 AM puede dar una vuelta en coche con el almohadón. Siga esta rutina durante 5 años. Ponga siempre buena cara.
4) ¿Es posible aguantar a los niños dentro de casa? Para averiguarlo, unte nocilla en el sofá y mermelada en las cortinas. Esconda un trozo de pescado rebozado detrás del equipo de música y déjelo ahí durante todo el verano. Meta los dedos en las macetas y luego arrástrelos por las paredes más Limpias. Dibuje encima de las manchas con lápices de color. Compre 5 cachorritos de doberman y déjelos retozar en su dormitorio.
5) Vestir a un niño pequeño es simple: primero, compre un pulpo, pídale al verdulero una bolsa de red y trate de introducir el pulpo dentro de la bolsa de manera que no salga ninguno de los tentáculos por los agujeros de la red. No se aflija, le puede dedicar toda la mañana.
6) Niños en edad escolar: Guarde una caja de huevos (vacía). Usando una tijera y unos rotuladores, conviértala en un gracioso cocodrilo. Ahora junte un envase tetra-brik, una pelota de ping-pong y un paquete de cereales vacío y construya una réplica exacta de la Torre Eiffel. Comience este trabajo a las 11 de la noche, que sería la hora en la que se entera que ES PARA MAÑANA. ¡Excelente! Ahora espere las críticas de la maestra.
7) Cambie el coche de dos puertas por una camioneta. Y no la lave nunca más. Después de todo, es un auto familiar, sin valor de reventa. Compre un helado de chocolate y aplástelo en la guantera. Meta dos monedas de 10 cts. en el compact. Compre un paquete familiar de galletitas dulces.. Macháquelas un buen rato sobre los asientos traseros. Salga del coche, y arañe ambos lados del vehículo con la llave. ¡Perfecto!
8) Vaya al supermercado. Lleve consigo lo más parecido que encuentre a un niño de menos de cuatro años (una cabra adulta es ideal). Si piensa tener más de un hijo, lleve dos cabras sueltas Haga la compra para una semana sin perder de vista las cabras. Mantenga discusiones con los encargados de seguridad del supermercado, subiendo en el escalafón (pero siempre sin perder de vista a las cabras). Cuando llegue al gerente, cambie de supermercado.
9) Darle de comer a un niño: Compre un melón, vacíelo, y hágale un pequeño agujero en un costado. Cuélguelo del techo y déle un golpe para que se balancee. Ahora tome un plato con puré de calabaza.. Trate de meter cucharadas de puré dentro del melón, mientras simula ser un avión. Siga intentándolo hasta terminar la mitad del puré. El resto, viértalo sobre su regazo, y desparrame bastante en el suelo.
10) El aseo de la criatura: Consiga un gato adulto (preferentemente callejero o semisalvaje). Póngase su mejor traje si es hombre o medias y zapatos de tacón alto si es mujer. Llene la bañera con agua tibia y juguetes de goma. Acto seguido introduzca el gato y lávelo con champú. Luego de enjuagarlo y secarlo con una toalla, siga el procedimiento indicado previamente con el pulpo y la bolsa de red. Repetir todas las noches durante 5 años.
 Desconozco el autor de esto, me llegó por email, pero le aplaudo y le agradezco las muchas sonrisas que me ha arrancado.

Saludos.

43 comentarios:

  1. No lo conocía Juanjo y todavía me estoy riendo, que imaginación tienen algunos, es buenísimo.
    Buen finde y gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. @Luis González: Sí, yo también lo creo. Buen finde a tí también.

    ResponderEliminar
  3. Si que me he reído. Aunque la verdad que a pesar de tener dos hijos no he vivido estas experiencias. Esperemos a la parte en donde cumplen los 12 años y más, que es donde realmente vamos a necesitar el manual de instrucciones.

    ResponderEliminar
  4. @Rosa: "La edad del pavo" es la peor (supongo). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. jajaja tiene muchísima gracia y hablando de todo un poco, un beso enorme a Jordi que estará tremendo y a Raquel.
    Besotes de estupendo fin de semana Juanjo,

    ResponderEliminar
  6. xD Qué despolle xD Para colmo, de pequeña (con menos de 3 años y tal) era un alma endiablada e indomable, luego fui una niña buena y obediente y ahora... ahora ya ves xD. Voy enseñarselo a un amigo que fijo que se echa unas risas xD. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Extraordinario manual de campo y uso práctico. Muy bueno, humor del bueno. Salu2.

    ResponderEliminar
  8. yo vivo lo del pulpo en cada cambio de pañal... tengo dos hijos, uno de 5 años y otro de 10 meses.... joder que si se parece en todo jajajaja

    ResponderEliminar
  9. ¡Jua,jua,jua,juaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!me has hecho reir con ganas!!!!
    abrazos a ti a Jordi y a Raquel o sea abrazos x3.

    ResponderEliminar
  10. Mas que una guía para se padres me parece un guía para no ser padres. Después de leerlo está claro que estarán preparados para serlo o desecharán la idea directamente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Jaja, por dios, parecen aforismos y de sólo hecho de imaginar algo como ellos, nos dá por el ridículo.

    ¡ Abrazo y buen finde!

    ResponderEliminar
  12. Yo no tengo niños ( tan solo un sobrino) pero debe ser de lo más divertido. Jajajaja.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  13. DINO. gracias por tu apoyo a mi post. Si quieres publica algo el dia 28. O ponlo Antes.
    Muy bueno este relato, me he reido y acordado de cosas, sobre todo del super, mi hijo pequeño me tiene dado mucho sustos, el mayor era muy tranquilo.
    Espero que esto no lo lean muchos parejas que aun no tienen hijos, porque ahora pocos se animan, por la economia, y si leen esto, Dios mio , Jesus, el Planeta se queda sin embarazo y sin niños............ que horror, con lo bonitos que son.
    Yo ahora a esperar los nietos que me lo pasare mejor...... jejejejej......
    Un abrazo a los tres,,,,,,

    ResponderEliminar
  14. Comparto lo que pone Javier, igual desanimas a muchos pero lo que sí se puede decir es que esos años son maravillosos y como digo yo, hay que aprovecharse de nuestros hijos en esas edades todo lo que podamos porque luego a partir de los 13 más o menos empezamos a perderlos (o al menos así lo he vivido yo).

    Carmen.

    ResponderEliminar
  15. Juanjo me encanta lo del pescado eso no tiene pierde, lo utilizare cuando tenga nietos, estos ni a palos se casan, un fuerte abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  16. Ay, me duele la barriga de reirme jj

    ResponderEliminar
  17. Jajajajaja! Sonrisa dominguera ¡gracias!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  18. @RossCanaria: La verdad es que Jordi está hecho una fiera, pero me lo comeré de guapo que está. Besos.

    @Kir: no te esfuerces en dártelas de macarra, que todos sabemos que eres un trocito de pan. Besos, guapa.

    @Juan J.: Me alegra que te haya gustado, no hay nada mejor que sonreir. Saludos.

    @Regi: Yo también lo hago con mi pequeñajo, en fin, cosas que pasan. Saludos, y ánimo.

    ResponderEliminar
  19. @Fiaris: Pues valió la pena publicarlo. Feliz domingo.

    @Javier: Pese a las similitudes, lo raro de la cosa es que compensa ser padres. Saludos.

    @Adrián: Feliz fin de semana para tí también.

    @Rampy: Te animo a que pruebes, jejeje

    @Lucy: Supongo que con los nietos se vive diferente, debe disfrutarse más.

    @Carmen: No te quejes que anda que no te diviertes con tus hijos. Besos, guapísima.

    @Sólo de Interés: Pues ya contarás. Besos.

    @Alfonso: Ya me alegra, ya... Saludos.

    @LaMar: Sí que me alegra. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  20. Me alegro que gente com tú y raquel os hayáis animado a perpetuar la especie...yo ni ganas :-)
    Muy bueno.
    Salu2

    ResponderEliminar
  21. Con según que cosas me siento identificada,con mi hija la mayor teniamos que hacer virgerias para darle de comer,que aventuras.

    Un besico

    ResponderEliminar
  22. @Markos: Pues un pequeño Markitos le iría muy bien al mundo... Un abrazo.

    @Buda: Y que lo digas. besos.

    ResponderEliminar
  23. Gracias por la felicitación!! Siii! lo he conseguido :)

    Por cierto, muy divertido el texto. Hace años tenía un gato, cada vez que lo bañaba era un suplicio, me tenía que poner guantes y armarme de paciencia... menos mal que era pequeñito. Cuando creció, mi padre se lo regaló a un amigo suyo... así que no pude comprobar cómo es bañar a un gato adulto... pero mejor me quedo con la incógnita jeje.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  24. @Adara: Te lo merecías. Es que bañar a un gato,tiene tela de mérito. Jejeje. Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Entrenándose un poco con éste manual la mitad de las dificultades están superadas...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. El mío ya tiene 3 años así que ya estoy de vuelta, o eso cree uno siempre jajaja

    Sau2

    ResponderEliminar
  27. jajajajajajajajajajaja........... Todo, todito me suena Juanjo aunque ahora parece que con mucha voluntad, cariño, malas noches, sacrificio, olvidarse de uno mismo, peleas con tu pareja, dejar de hacer lo que te gusta.... he podido ir domando a esas fieras domésticas las cuales empiezan a dejarme vivir y volver a ser aquella persona con buen humor que era.
    Ellos ahora comprenden que a mi también me gusta estar con el ordenador, ir al gimnasio, quedar con unas amigas, ver un peli con papá....
    Bueno que todo pasa y al final lo que recordamos de toda esa maravillosa experiencia, son risas y más risas como las que hoy he sentido al recordar esa etapa en mi vida.
    Un besito grande Juanjo y después le diré a mi marido que le eche un vistazo para que se ría un rato.
    Estas risas me han venido fenomenal pues llevo como tres fines de semana encerrada en casa con ellos malos (primero uno y después la otra).

    ResponderEliminar
  28. Si quieres reirte a gusto, te recomiendo Baby Blues, una tira cómica que se ha recopilado en España (por desgracia, sólo un tomo), y en la que vas a encontrate con cosas muy familiares... Luego esá Zits, de uno de los autores de esta, pero eso ya es "modo experto", porque trata de hijos adolescentes. Impagables las dos...
    Un saludín

    ResponderEliminar
  29. Ja, ja, ja... Parece que lo llevas crudo eso de ser padre. No te preocupes, antes de que te des cuenta estarán en edad "volar" de casa y podrás disfrutar de la vida... en el asilo.

    ResponderEliminar
  30. @Alejandro Kreiner: Y que lo digas. Saludos.

    @Señor Werty: ¿Te apetecen más? jeje

    @Chari: Venga, pues que se mejoren. Espero que a tu marido también le guste. Besos.

    @Víctor: Ah, pues tomo nota. Los buscaré. Saludos.

    @Francisco Galván: Bueno, no creas, que queremos repetir, jejeje

    ResponderEliminar
  31. Jijiji.

    No pretenderás comparar un pulpo, una cabra o un gato con un... dinojordi, hombre. Alguna diferencia habrá.

    Entretenido rato, papidino.

    ResponderEliminar
  32. @Juan Carlos López: Y tanto que sí, Jordi es más bicho, jejeje.

    Me alegra que te haya gustado. Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Jajajaja, que risa... esta muy divertido, la verdad es que es un poco exagerado pero +/- por ahí van los tiros, que suplicio la hora de verstir a Lidia, y encima con menos de 2 años ya me dice lo que le tengo que poner y.... no os cuento a la hora de comer.... lo del melón creo que se queda corto.Un beso a los tres.
    Rosana

    ResponderEliminar
  34. Me encanta el número 2. Me he acordado mucho de algún amigo sin hijos que siempre sabe como tendría que actuar yo. Estoy deseando que tenga hijos...

    ResponderEliminar
  35. @Rosana: ¿Exagerado? Tú que tienes a un angelito en casa, jejeje... Besos a los 3, guapa.

    @Malapata: Eso, eso, y luego hablamos.

    ResponderEliminar
  36. Y lo mas importante,alguien se puede explicar como es que Herodes no esta canonizado?

    Saludos y disfrutarlo que crecen deprisa.

    ResponderEliminar
  37. @Severino: Muy ácido, jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. jajajajaja para pensarselo mas de dos veces

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  39. Super bueno!!jaaaaaa pero que buen manual..creo que voy a seguir entrenandome vistiendo al gato!!

    ResponderEliminar
  40. Un manual super jajaja....Y no exagerado,aunque ahora me suena lejos estan recogidas situaciones que nos enternecen.Habría que hacer un manual de papis,mi chico olvido el cochecito y a la niña en una librería...sin comentarios.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  41. @J-M: Pero piensa que la mayoría repite... Un abrazo.

    @V DE TIERRA: ¡Cuidado! Que los carga el diablo, jejeje.

    @Clara: Me alegra que te haya gustado. Lo de tu chico es de cajón, jejeje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. jejeje Muy buena la guía. Menos mal que los padres sabemos que también hay cosas buenas, que si no....

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  43. @Adolfo: Me alegra leerte y me alegra también que te guste. Un abrazo.

    ResponderEliminar